Header Ad

Categories

Most Popular

Protector solar en polvo, ¿es eficaz para cuidar la piel del sol?

Puede que no te de confianza, pero el protector solar en polvo está cada vez más al alza. Se ha convertido en una de las tendencias de la temporada por sus ventajas asociadas, exclusivamente, al formato en que están formuladas, el polvo. La forma en que se comercializan van desde los que incluyen una brocha para facilitar la aplicación hasta los que necesitan de una esponja para poder hacerlo. En cualquier caso, todos funcionan de la misma manera y parten de una receta que, por encima de todo, es apta para todo tipo de pieles. También tienen alguna desventaja, así que para que tengas toda la información disponible antes de probar el producto te traemos esta guía que es la más completa que vas a encontrar sobre los protectores solares en polvo.

¿QUÉ ES EL PROTECTOR SOLAR EN POLVO?

El protector solar en polvo es, básicamente, una fórmula ligera de protección apta para todo tipo de pieles que bloquea el daño de los rayos solares. Este tipo de protección solar está creada a partir de minerales como el dióxido de titanio o el óxido de zinc que bloquean físicamente la radiación ultravioleta. Así, en lugar de absorber el daño solar como ocurre con la mayoría de cremas solares, lo desvían, actuando como un espejo frente a los rayos UV. No contienen productos químicos como avobenzona, octinoxato y oxibenzona, por lo que tienen una mayor tolerancia en la piel y los convierte en productos aptos para todo tipo de pieles. 

¿CÓMO APLICAR CORRECTAMENTE EL PROTECTOR SOLAR EN POLVO?

La forma de cuantificar la cantidad de polvos que necesitas para cubrir perfectamente el rostro es más difícil que en el caso de los formatos líquidos y en crema. Por eso, lo primero que debes asegurarte es que estás aplicando producto. Cuando este tipo de protección solar incluye una brocha aplicadora, cerciórate de que el polvo llega al extremo de las fibras pasando el dedo y llevándote parte del producto en el. Si no es así, tapa la brocha, vuelca el envase y da unos ligeros toques sobre la mesa para facilitar la salida de producto. Una vez hechas estas comprobaciones, para asegurarte que has aplicado la cantidad necesaria, lo ideal es hacerlo durante al menos un minuto, realizando varias pasadas a lo largo de todo el rostro, cuello y escote (tanto si es con brocha como si es con esponja). Y siempre hacerlo con antelación a la exposición solar (al menos 30 minutos). 

La protección solar en polvo es fácil de aplicar e ideal para llevar en el bolso.

¿ES REALMENTE EFICAZ EL PROTECTOR SOLAR EN POLVO PARA PROTEGER LA PIEL?

La mayoría de los expertos y dermatólogos certifican su fiabilidad respecto a su capacidad de protección frente al daño solar. Sin embargo, estos mismos expertos desconfían de la forma en que se aplica precisamente por la dificultad que exponíamos antes a la hora de cuantificar la cantidad de producto que se está aplicando. Por ello, todos recomiendan usar un protector solar en crema de base y utilizar el formato en polvo para reaplicar después cada dos horas, si has sudado o bien después de cada baño. Eso sí, siempre asegurándote de que estás aplicando la suficiente cantidad de producto, por lo que no te cortes en su uso y se generosa siempre. 

DIFERENCIAS ENTRE EL PROTECTOR SOLAR EN CREMA Y EL PROTECTOR SOLAR EN POLVO

  • La principal diferencia es la composición. En tanto que los formatos en crema se suelen formular con productos químicos que actúan como colchón de los rayos solares, absorbiendo el daño, los protectores en polvo se hacen con minerales que actúan como filtros físicos, desviando el daño de los rayos UV como si fuera un espejo. 
  • Otra de las principales diferencias entre ambos es la forma de aplicación, mucho más cómoda cuando se trata del formato en polvo. Normalmente las cremas generan cierto rechazo porque al ser untuosas, resultan más difíciles de usar durante las jornadas de verano en tanto que los polvos son fórmulas ligeras que no pesan en la piel. 
  • También se aplican con mayor facilidad los polvos sobre el maquillaje y actúan como matificante a la hora de eliminar brillos del rostro. Incluso los hay con color para las que quieren unificar el tono a la vez que protegen la piel.
  • En el caso de las pieles grasas, el protector solar en polvo se convierte en una opción muy interesante por su poder matificante. 
  • En cuanto a la portabilidad, es cuestión de gustos. Las cremas solares se han adaptado a bolsos y bolsillos con gran pragmatismo por lo que resulta prácticamente igual de cómodo llevar el formato en polvo que líquido. La cuestión es que siempre tengas a mano tu protección.

Sea cual sea el que elijas, lo que debes tener claro es que es mejor cualquiera de ellos que no usar ninguno. El daño solares muy agresivo con la piel, es el principal factor de envejecimiento además de ser el responsable de muchas patologías de gravedad (como el melanoma). De poco servirá que te gastes grandes cantidades de dinero en tratamientos para la piel si el primer paso de todos que es la protección no lo llevas a cabo. Y recuerda que no solo debe ser en verano, aunque si es más urgente, la protección solar debes llevarla puesta durante todo el año. 

LOS MEJORES PROTECTORES SOLARES EN POLVO

Hemos seleccionado algunos de los protectores solares en polvo que más nos gustan, porque en ellos confiamos para cuidar y proteger la piel.