Header Ad

Categories

Most Popular

Cuando llega la menopausia, esta es la forma fácil de cuidar tu corazón

Con la menopausia, y el cese de producción hormonal (principalmente progesterona, testosterona y estrógenos) ocurren cambios que van mucho más allá de los famosos sofocos. Como explicaba Clotilde Vázquez, jefa de Endocrinología y Nutrición de la Fundación Jiménez Díaz de Madrid, hace unas semanas en el podcast de TELVA ‘La belleza es nuestra‘: «Un cese tan brusco de la producción hormonal de una glándula endocrina provoca una auténtica revolución en nuestro cuerpo: insomnio, vulnerabilidad emocional, con posibles cambios de humor, incluso depresión o dolores articulares». Pero hay consecuencias menos llamativas, con menos señales y sin embargo más graves, como el abandono del escudo protector que los estrógenos suponían para nuestro corazón. «El endotelio vascular deja de recepcionar estrógenos -explica Vázquez- y el riesgo de infarto, hasta entonces mucho más preocupante en hombres, empieza a ser una sombra en la vida de la mujer».

Lo más peligroso es que este riesgo cardiaco no avisa,como sí pueden hacerlo en forma de dolor otras enfermedades asociadas a la menopausia, como la osteoporosis. Por eso la prevención cardiaca se hace vital en esta etapa de la mujer. A Madrid, al Hospital del Rosario, acaba de llegar un sistema de resonancia que permite, en tan solo 10-15 minutos, conocer no solo el estado presente del corazón, sino anticiparse a posibles problemas que con otros sistemas de diagnóstico no se verían. 

UN DIAGNÓSTICO CARDIACO NO INVASIVO EN 10 MINUTOS 

Hasta el momento la principal forma de evaluarla la deformidad miocárdica o strain (capacidad de contracción) era con un ecocardiograma, una prueba que se considera estándar pero a la que se le pueden escapar ciertas patologías en sus estados iniciales. En el hospital madrileño acaba de instalarse el primer Centro de Prevención Cardiaca MyoStrain, que con un sistema rápido y no invasivo permite detectar una disfunción temprana y poder comenzar un tratamiento precoz 

El Dr. Eliseo Vañó, director médico del Servicio de Resonancia Magnética y TC del Hospital Nuestra Señora del Rosario, que ha sido de los primeros radiólogos en España en utilizar esta nueva tecnología (lleva probándola desde septiembre) explica que con este sistema han podido diagnosticar precozmente a «un segmento de pacientes que nos estábamos perdiendo». El Dr. Vañó señala que una de las aplicaciones más interesantes es para pacientes asintomáticos «como herramienta de prevención, para pacientes sanos, pero que pudieran estar en riesgo de desarrollar enfermedad cardiaca tan precoz que no fuera detectable por otros métodos». Según este especialista este porcentaje de la población se estima que podría superar incluso el 50%. 

El Dr. Eliseo Vañó, director médico del Servicio de Resonancia Magnética y TC del Hospital Nuestra Señora del Rosario, explicando el pasado miércoles al consejero madrileño de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, el funcionamiento de MyoStrain.

La prueba se hace en 10 minutos (sin radiación ionizante, sin contraste intravenoso y sin dolor) y se procesa la información en otros cinco. El informe que se obtiene es fácilmente entendible para el paciente a través de un mapa polar de colores que nos informa del estado y riesgos de la función miocárdica, y a la vez da una serie de parámetros muy completos y útiles para el cardiólogo. 

CONTROL Y SUPLEMENTACIÓN HORMONAL EN LA MENOPAUSIA

Durante la presentación de esta nueva tecnología pude charlar también con el Dr. Álvarez-Vieitez, jefe de cardiología Clínica, que nos explicaba que «casi todas las enfermedades vasculares tienen una mayor prevalencia a partir de la menopausia, así como la hipertensión, el exceso de colesterol, la diabetes… Son enfermedades que nos importan mucho a los cardiólogos. Sin duda un estilo de vida saludable ayuda a pasar esta etapa mejor, pero en casos de menopausias molestas es importante plantearse otras ayudas. Ahora se está volviendo a introducir la terapia hormonal con estrógenos, pero con dosis más bajas y de una forma controlada que siempre debe ser pautada por un ginecólogo o endocrino». 

Y es que recordemos que durante años la Terapia Hormonal Menopáusica (THM) a base de estrógenos, fue la ayuda a la que recurrieron muchas mejores para paliar todos los desagradables síntomas de esta etapa. Sin embargo, un estudio científico de gran repercusión publicado en 2002 , que asociaba un pequeño aumento del riesgo de cáncer de mama y de enfermedades cardiovasculares entre las mujeres que recibían terapia hormonal, produjo que muchos médicos dejaran de recetarlo. Sin embargo, en 2009, análisis adicionales presentados en la New England Journal of Medicinerevelaron que algunos de los riesgos se habían exagerado y que la terapia hormonal podría ser beneficiosa para la salud de las mujeres mayores de 50 años y que el riesgo tumoral (muy bajo por otra parte) sería solo vinculante para las mujeres que ya han tenido previamente cáncer de mama. Incluso se destacó algo que ya se decía en el estudio de 2002 que se había dejado de lado: la terapia hormonal de estrógenos previene contra el cáncer a las mujeres sin útero. 

La FDA (Food and Drug Administration) aconseja ahora a las mujeres que usen la terapia hormonal en dosis bajas para controlar los síntomas de la menopausia, pero sobre todo que lo complementen con un estilo de vida saludable y otras ayudas como calcio, vitamina D, vida al aire libre con exposición controlada al sol, ejercicio y buena alimentación. Y desde ahora, en Madrid, podemos además completarlo con un control preventivo con Myostrain. La esperanza de vida de la mujer se ha alargado y la etapa sin ovulación es ahora un periodo muy largo de la vida, por lo que debemos procurar que nuestra madurez y vejez sean un periodo agradable, y para ello la prevención es una herramienta clave.