Header Ad

Categories

Most Popular

Carolina Miranda, mujer de carácter fuerte

Durante cinco meses, Carolina Miranda se convirtió en Natalia Vallejo, la protagonista de La mujer del diablo, la primera serie para streaming producida por Televisa y Univisión que está disponible a través de ViX+.

Después de haber sido protagonista de ¿Quién mató a Sara?, la actriz mexicana descubrió que tenía muchas cosas en común con su nuevo personaje, quien es una mujer fuerte, decidida y aguerrida, y confirmó que ésos son los papeles que más disfruta hacer en su trabajo.

Natalia Vallejo es una maestra que vive en Villa Clara, es muy amorosa, viene de una familia de un pueblito muy lindo, siempre está preocupada por sus alumnos, por su mamá, por su hermana, es una mujer muy amorosa y muy justa que sueña con algún día estudiar turismo fuera de su pueblo y emprender, crecer hasta que la vida de pronto le da un giro total y empieza todo el problema que verán en la primera temporada.

Son personajes que a mí me gusta interpretar, que tienen carácter fuerte, aguerrido, me llevo su fortaleza, su amor por ella misma, por no abandonarse y sobre todo la justicia por encima de la venganza”, compartió la actriz de 32 años en entrevista vía zoom con Excélsior.

Una de las habitaciones de la Hacienda Zotoluca, en Hidalgo, se convirtió en su recámara y su camerino durante los cinco meses que duró la filmación en esta locación y si bien estaba desconectada del resto del mundo, fue una experiencia enriquecedora para ella.

Es algo que no me había tocado vivir, estuvimos filmando en una hacienda 80% de la serie y vivimos ahí durante cinco meses y vivíamos ahí, nuestra recámara era nuestro camerino, no hay nada alrededor, no hay señal.

La hacienda está en la punta de un cerrito, es un espectáculo, terminamos siendo todos una familia, juntándonos en la noche a platicar, a jugar juegos de mesa, a sentarnos a ver cómo podríamos profundizar en los personajes, fue una experiencia que no me había tocado vivir, es un elenco espectacular y son muy lindas personas, lo agradezco mucho”, explicó.

Para Carolina, La mujer del diablo le dio la oportunidad de descubrir en ella esa pasión que tiene su personaje por alcanzar sus sueños y no dejarse vencer por los obstáculos que se presentan en la vida.

De Natalia me llevo mucha resistencia, mucha fortaleza a la vida, realmente es un personaje que me enseñó a no darme por vencida en absolutamente nada, a siempre seguir adelante, aunque el panorama se vea oscuro, rescatarte a ti misma como persona y como mujer, es algo bien lindo que me dejó.

Siempre lo digo, estoy muy agradecida con que me dejaran interpretar a La mujer del diablo, pero, sobre todo, estoy muy sorprendida por el resultado del trabajo, lo que quedó al final, lo que hicimos en producción y lo que me costó a mí interpretar a este personaje fue un espectáculo y una gran sorpresa”, agregó la originaria de Irapuato, Guanajuato.

Tras el fin de la grabación de La mujer del diablo, Miranda sólo tuvo cuatro días para descansar y dejar terminados algunos pendientes personales, antes de tomar sus maletas y viajar a Colombia, donde participa en una nueva serie de la cual aún no puede hablar, pero “muy pronto sabrán también de ese proyecto”, concluyó.